Hoy en día la mayoría piensa que la cave para el éxito es tener una buena apariencia. Sin embargo, existe un factor primordial que es mucho más relevante y que, aunque es mudo, dice mucho más de lo que creemos: El Lenguaje Corporal.

Paul Watzlawick, sicólogo austriaco y uno de los principales autores de la “Teoría de la comunicación Humana” nos dice que “Es imposible no comunicarse, ya que se habla aun cuando no se dice nada”. Quizás esta frase cobra mayor relevancia en uno de las situaciones más relevantes a la hora de buscar trabajo: la entrevista laboral. Y es que, si bien muchos se preparan para responder las preguntas de la mejor manera posible, la mayoría no sabe que los entrevistadores se fijan también en otras cosas, cómo, por ejemplo, en la forma en la que gesticulamos.

Para entender cómo influye nuestro lenguaje corporal en nuestra imagen personal, es importante analizar y conocer primero cómo nos expresamos de forma no verbal en situaciones cotidianas. De esta manera, nos será mucho más fácil corregir lo que estamos haciendo mal y controlar lo que realmente queremos comunicar.

Para que podamos entender esto, en la siguiente gráfica podemos ver cuál es el significado de algunos de los gestos más comunes y los cuales la mayoría realizamos de forma inconsciente:

El lenguaje Corporal supone más del 50% de la comunicación, mientras que sólo el 7% se enfoca en lo que decimos, de ahí la importancia de reconocer cómo nos comunicamos en todo sentido, pues de esto, el resto se hará una imagen de cada uno y por desgracia, cuando nos presentamos a otro, no existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión.

La comunicación, es una parte esencial en todos los aspectos de la vida diaria y es un requisito fundamental para el éxito en las relaciones con nuestros pares. Es más, muchos de los fracasos a nivel sentimental, laboral o social se deben en muchas ocasiones a la poca capacidad de expresión.

Por ende, saber comunicarse de manera correcta y efectiva es básico para evitar malos entendidos y lograr que el mensaje que se desea expresar se transmita correctamente y quien lo escuche lo entienda según la intención que se desea comunicar.

Mejorar la comunicación es el primer paso para alcanzar grandes logros. Para ello, debemos entender que más allá de las palabras, están los gestos que las acompañen.